Nutrición, estrés y estado de ánimo.

NUTRICIÓN, ESTRÉS Y ESTADO DE ÁNIMO

Hoy en día es más que visible que la alimentación influye sobre nuestro sistema nervioso.

El sistema nervioso simpático forma parte de la respuesta que se conoce como “lucha o huida” y regula ciertas funciones corporales como son la frecuencia cardíaca y la presión arterial. En cambio, el sistema nervioso parasimpático tiene efectos opuestos que ayudan a que el cuerpo vuelva al estado de calma.

Una actividad elevada del sistema nervioso simpático que se mantiene en el tiempo puede causar cambios en nuestra fisiología y ser perjudicial para la salud. Del mismo modo un alto nivel de cortisol, también conocida como la hormona del estrés, en nuestro organismo puede causar daños en los tejidos.

Los estudios nos muestran que el sistema nervioso simpático responde a los cambios en la ingesta calórica; la actividad de nuestro sistema nervioso simpático se ve reducida por la restricción calórica y se ve aumentada con el consumo de carbohidratos. La insulina puede ser un importante vínculo entre los cambios en la ingesta dietética y los cambios en el flujo simpático central.

Existen algunos alimentos y nutrientes que pueden ayudarnos a equilibrarnos.

Ciertos alimentos pueden ayudarnos a reducir el estrés, entre los que destacan los ácidos grasos Omega-3 como el DHA y el EPA. Algunos síntomas causados por un déficit en este tipo de ácidos grasos son alteraciones de la concentración, la memoria y la capacidad de autocontrol.

Un buen aporte de vitamina B también es muy importante, puesto que la deficiencia en estas vitaminas puede favorecer a una mayor irritabilidad, susceptibilidad al estrés, alteraciones del estado de ánimo e insomnio. Por eso se considera fundamental el consumo de frutas y verduras, así como la levadura de cerveza.

Otros nutrientes a tener en cuenta son el aminoácido triptófano, el magnesio y la vitamina C. El triptófano es indispensable para la síntesis de la serotonina en el cerebro y favorece un buen estado de ánimo. Una muy buena combinación para mejorar el estado de ánimo y el estrés es el triptófano con la jalea real. Esta, a su vez, contiene vitamina B y favorece a restablecer nuestro nivel de energía que suele verse mermado ante las situaciones de estrés o estrés sostenido.

Por medio de otros estudios se ha demostrado que las sustancias antioxidantes como la melatonina, el triptófano, la vitamina E y la C propician una mayor tolerancia al estrés, por lo que los complementos que contienen estos micronutrientes pueden contribuir a mejorar los trastornos del sueño y del estado de ánimo y a reducir el estrés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies